myStyle by Giglio.com
¿Cómo vestir para el trabajo? - Mujer
Style guide

¿Cómo vestir para el trabajo? - Mujer

17 mayo 2018

¿Cómo vestir para ir a la oficina?

Este tema - así como vestirse para una graduación en invierno o en verano - es un asunto muy debatido para su natura controvertida.
¡Pero no es preocupéis! De ahora en adelante, gracias a nuestra guía práctica y nuestros consejos de estilo, tanto si seas una mujer en carrera, una chica en búsqueda de trabajo o que tengas ganas de sorprender vuestros colegas con un conjunto impecable.
Pocas reglas que seguir - ¡pero muy importantes! - válidas también para una cita de negocios o una entrevista de trabajo: en este último caso, de hecho, la primera impresión es la que hace la diferencia y también vuestro conjunto desempeñará un papel fundamental para impresionar positivamente vuestro futuro jefe.

Muchas veces en algunos contextos (como por ejemplo en el tribunal), como para el business attire para el hombre, se requiere una vestimenta más formal, elegante y tradicional.
Para una mujer, se trata de un traje o vestidos midi muy sencillos junto a accesorios y joyas poco llamativos, tacones midi (los kitten heels han vuelto entre las tendencias zapatos Primavera/Verano 2018) y maquillaje natural.
En el caso de eventos business el código de vestimenta apropiado es aún más riguroso: conjunto chaqueta-falda o chaqueta-pantalón en color beige, azul o gris que poner con camisa blanca, medias color neutro y zapatos clásicos.

¿Cómo vestirse para ir a la oficina en un contexto de trabajo informal y dinámico?

En este caso, el código de vestimenta perfecto es el business casual: cómodo y profesional. El business casual - a diferencia del más easy-going smart casual apropiado a contextos jóvenes - es en realidad siempre elegante pero guiña el ojo al código de vestimenta más tradicional "poniéndolo al día" con un toque chic, glamour y a la moda (un poco como Meghan Markle en los zapatos de Rachel en la serie televisiva Suits).
A diferencia del anglosajón "casual Friday" desde que se evoluciona, es un look de oficina ideal para todos los días.
Sí también a los colores de tendencia pero siempre con un poco de moderación en la vestimenta y no a los vaqueros: remplazadlos con faldas midi, pantalones palazzo o chinos (perfectos para ir en bici) o culotte.
En cuanto a los zapatos sí a los zapatos cerrados o de punta, zapatos planos o con tacón medio. No a deportivas, zapatos abiertos y sandalias llamativas. Completad el look con un buen bolso que tiene siempre su encanto, pero tened en consideración el contexto: clutch y bandoleras no son adecuadas para un look business (o casual).

En cualquier caso, cuando el imperativo es less is more la solución perfecta es el clásico vestido tubo negro: the little black dress se encuentra entre las prendas imprescindibles que tener el propio guardarropa y es perfecto también para una ceremonia informal. Quizás no sabéis que en los años 80 este evergreen era el conjunto por excelencia de la verdadera business woman (también con charreteras y cinturones de cintura muy alta), y aún hoy se considera de gran popularidad gracias a su gran versatilidad y elegancia.

¿Cómo vestir para una comida de trabajo?

También si la ocasión es menos formal, siempre se trata de un evento de empresa para hablar fuera del contexto más formal de la oficina (al contrario de la reunión) de asuntos sobre la empresa.
Sed siempre elegantes pero menos formales: dejad de lado el negro, y aligerad vuestro conjunto con algún estampado mini o color pastel y tacones medio altos.
Osad con discreción quedándose fieles a la vestimenta requerida por la empresa.

¿Y en verano? Cuando llega la calor y las temperaturas altas vestirse bien y de manera adecuada al contexto de empresa podría crear alguna dificultad. Pero, afortunadamente, el aire fresco del aire acondicionado hace que sea soportable nuestra permanencia en la oficina.

¿Cómo vestirse para ir a la oficina en verano?

Si también vosotras estáis durante el cambio de la temporada y queréis renovar vuestro guardarropa business con prendas y accesorios que podréis poner en la oficina durante el verano, tenéis que saber que no importa que sea junio, julio o agosto y que fuera haga una calor insoportable: al interior del contexto de empresa valen siempre las precedentes reglas y el buen gusto es una pieza fundamental imprescindible.

Recordaros que es siempre mejor evitar las blusas, suéteres y vestidos sin mangas y que algunos tipos de sandalias (como chanclas, sliders y otros que dejan muy descubierto los pies) son inapropiadas. Elegid tejidos ligeros y vestidos a capas para prepararos a los cambios de temperatura causados por el aire acondicionado.

Recapitulamos: aquí los 10 errores que no cometer absolutamente en cuanto a la vestimenta en la oficina

  1. No a transparencias y ropa íntima en vista
  2. No a brazos descubierto
  3. No a vaqueros
  4. No a prendas y accesorios apropiados para otros contextos como para ir a la discoteca, de vacaciones o al gimnasio.
  5. No a shorts
  6. No a vestidos y faldas mini
  7. No a escotes profundos
  8. No joyas llamativas
  9. No a zapatos y sandalias excesivas
  10. No a deportivas (con la excepción de un contexto smart casual).

Popular looks