myStyle by Giglio.com
Look de oficina hombre
Style guide

Look de oficina hombre

24 septiembre 2017

La elección del perfecto look de oficina para hombre nunca es obvia.

Existen unas reglas que seguir en cuanto a la vestimenta formal de trabajo - pocas, pero que recordar siempre.
Si en la teoria "el traje no hace al hombre", en practica, en algunos ambientes y situaciones, la impresión - en particular si es la primera como en una entrevista de trabajo - hace la diferencia.
Y es por esto que nuestro look juega un papel fundamental y tiene que inspirar seguridad, confianza, competencia, credibilidad y autoridad, y en algunos casos podría sugerir nuestra posición al interior del lugar de trabajo.

¿Cómo tendría que vestirse un hombre en la oficina?

El traje de hombre es la pieza clave del guardarropa business y durante la temporada otoño/invierno es bien poner un abrigo, mejor si impermeable, para que la lluvia y el viento no lo estropeen.

El dress code requiere la chaqueta recta con dos o tres botones o el cruzado, mientras los colores que preferir son el gris - mejor si oscuro - y el azul.
Si un antiguo dicho de estilo decía "no brown in town", ahora el marrón, si utilizado con parsimonia, se aprecia siempre más en el ambito de la vestimenta de hombre para el trabajo.
Los trajes oscuros como el azul y el gris oscuro comunican autoridad, rigor, firmeza y credibilidad. Mientras el negro, demasiado austero, se considera "que evitar".
Si a los estampados, pero que sean sobrios y discretos.

Si el toque de clase es combinar cuidadosamente los accesorios (reloj, cinturón, bolso, corbata y pañuelo de bolsillo) y los zapatos, lo que importa realmente es el perfecto fit del traje en aquellos detalles que si se descuidan son sinónimo de desorden.

¿Las reglas que recordar y los errores que evitar? ¡Vamos a ver juntos en los detalles!

BUSINESS FORMAL

Si el dress code es international business attire o business formal la prenda imprescindible es sin duda el traje completo chaqueta pantalón.
La elección del traje perfecto merece una atención particular a los detalles, desde que si se subestiman el resultado es: descuidado.

Los particulares importantes son los que interesan la vestibilidad: el traje tiene que quedar como un guante. Según las normas - esto vale para cualquier traje - entre el cuello de la camisa i las solapas no debe haber espacio, mientras las hombreras no tienen que superar los hombros.
¿Otro pequeño consejo para estar seguros que la chaqueta sea perfecta? El primer botón en la chaqueta a dos botones o el central en la chaqueta de tres, tiene que ser a la altura del ombligo o poco arriba.

En cuanto a la camisa: el cuello italiano es sin duda más versátil comparado con el elegante cuello francés mientras el color tiene que ser claro (descubre cómo elegir el cuello de la camisa perfecto para cada ocasión).
Los puños de la camisa tienen que salir de la chaqueta de 1 cm o poco más y si queréis añadir un toque de clase a vuestro look, mejor elegirlos dobles para poner los gemelos: uno de los detalles que junto al pañuelo de bolsillo - único elemento que elegir dejando espacio a la creatividad - hacen la diferencia y son sinónimo de buen gusto.

En lo que respeta la chaqueta, el dress code requiere la chaqueta sin cruzar a dos o tres botones o chaqueta de cruzar (muy old-fashioned y sin duda más exigente, que poner con desenvoltura). Recuerda que si decides poner un traje a tres piezas (categoricamente sin cruzar), el último botón del chaleco nunca se tiene que abrochar.
Las solapas: estrechas, tienen un allure más actual y adelgazan la figura. Son clásicas y un detalle comodín.

Los pantalones tienen que ser categoricamente combinados y el dobladillo puede llegar sobre el zapatos para un look más moderno o a los zapatos oxford para un look más clásico pero atención a los calcetines: ¡tienen que ser bastante largos para que no se vea la pierna cuando te sientes!

En cuanto a los zapatos hombre para el trabajo, el modelo oxford son siempre una elección de estilo - el color tiene que ser siempre igual al cinturón y depende del color del traje.

BUSINESS CASUAL

Cuando se habla de cómo tendría que vestirse un hombre en la oficina se oye hablar también de un conjunto sin chaqueta: en este caso estamos hablando de cómo vestirse business casual, pero aunque se trate de un dress code más informal, también aquí hay unas cuantas reglas.

Si a la camisa con cuello, un clásico en el guardarropa masculino, que poner también sin corbata.
Es claro que camisas demasiado llamativas no son adecuadas para un ambiente de trabajo. Mejor elegir camisas con estampados sobrios o de único color que llevar a dentro de los pantalones con un corte clásico (¡nunca con tejanos!) combinados a un cinturón.

Los jerseys con cuello en V son perfectos para poner con la camisa, mientras aquellos con cuello alto pueden ponerse con la chaqueta para un allure chic, intelectual y un poco francés.

Y, en cuanto a la chaqueta, en el caso de un traje separado perfecto para ir a trabajar, siempre se tienen que preferir unos cortes clásicos y nunca deportivos.

En lo que respeta los zapatos, nunca zapatillas deportivas, sandalias o chanclas. Si a los modelos oxford y mocasines que poner con calcetines largos en hilo de Escocia.

Popular looks